De todos e de ninguém

25 Fevereiro 2008

“Las crisis medioambientales, alimentarias, sanitarias, urbanas o migratorias muestran el inadecuado tratamiento que reciben los bienes comunes: el aire, el agua, el paisaje, las calles, el conocimiento, el arte, el silencio, el genoma, los acuíferos o las especies, son bienes que pertenecen a todos y a nadie al mismo tiempo, bienes que deberían, en consecuencia, integrar el procomún.

Los nuevos tiempos dominados por el conocimiento, la participación y la conciencia de riesgos globales, aconsejan cambiar de política o, quizá, reinventar la política. ¿Puede ser privatizada la función fotosintética, el ciclo de los nutrientes o la polinización de las plantas, como lo están siendo las semillas, los fondos oceánicos y los acuíferos? ¿No es parte de nuestra responsabilidad transmitir a nuestros hijos los dones de la naturaleza y la cultura? ¿No es nuestra responsabilidad reafirmar un compromiso con la defensa del bien común y de los nuevos patrimonios?”
ELPAÍS.com (17/03/2007) > Ciencia, democracia y procomún

“También estoy convencido de la imposibilidad de afrontar las grandes encrucijadas a las que nos enfrentamos, ya sean energéticas o climáticas, ya estén relacionadas con la justicia alimentaria o la salud mediambiental, con la simple concurso de los expertos. Desde luego son necesarios, más aún imprescindibles, pero nada podrán lograr sin la complicidad de la ciudadanía. No podemos seguir comportándonos como si las soluciones fueran estrictamente tecnocráticas. Si las hay, han de ser políticas y, muchas, además de democráticas, tienen que ser globales. “
tecnocidanos > ciencia y procomún

Anúncios
%d bloggers like this: