Crise das Humanidades

7 Setembro 2006

“En el mundo entero, tal vez hasta en Cuba, se habla de la decadencia de las Humanidades. Este es un tópico inventado. Las Humanidades nunca fueron decadentes. Si queremos y decidimos que lo estén, ya eso es otra cosa. Si tú quieres seres pensantes, vas a enfatizar en las Humanidades, pero si deseas formar seres manipulables, les negarás toda visión humanística. Claro, en el mundo neoliberal esto se hace solapadamente, atrayendo a las personas hacia el mercado. El mercado lo rige todo. Entonces los jóvenes, influenciados por ese ambiente, se dirigen a las carreras enunciadas como necesarias por la propaganda. A la sociedad capitalista no le interesa el bien del ser humano. Allí el sentido de lo útil está muy relacionado con lo que reporta dividendos y hace crecer el bolsillo. Desconozco cuál será el destino de los estudios humanísticos y la literatura en los Estados Unidos. La gente cree que porque se escriben libros hay literatura. Pero, escribir al estilo de Corín Tellado, ¿es hacer literatura? Si algún día se borraran los estudios literarios de la universidad, se habrá borrado la literatura. La Academia, la Universidad, es el Museo de la Literatura. En los Estados Unidos se están simplificando las carreras de Humanidades. Cuando se imparte Español, por ejemplo, se insiste en la utilidad práctica de su conocimiento, en las voces relacionadas con las operaciones bancarias, el cambio de dinero, la gastronomía o el turismo. Ni siquiera interesa la gramática. Basta con hacerse entender y asegurar la plata. Poco importa si el estudio del idioma engrandece o no a la persona. Si aún en mis tiempos de estudio, el sistema de enseñanza norteamericano tendía a la especialización, en Cuba se da prioridad a la formación integral. Los cubanos graduados de Literatura saben de la especialidad, y también de cine, artes plásticas y filosofía. Su formación integral es envidiable. En cambio, en los Estados Unidos se forman muy buenos especialistas en un tópico, pero no saben hablar de nada más. Los Estados Unidos están involucionando con rapidez. El cinismo está llegando al americano común, a quien se le escucha decir «lo importante es el dinero» como si fuera una gracia, un signo de civismo. Están cayendo en la trampa de creer que el dinero es el fundamento de la felicidad, se están haciendo esclavos de las cosas, del mundo de los objetos.”
Lourdes Tomás entrevistada por Hilario Rosete e Julio César Guanche (La Habana) em lajiribilla
Anúncios
%d bloggers like this: